About

 
miércoles, 27 de febrero de 2013

Análisis sobre quién fue el verdadero Faraón durante el Éxodo Bíblico


Aunque la Biblia no identifica de manera concreta al faraón mencionado en Éxodo por nombre, sí nos da diversas claves, que comparadas con hechos históricos evidencian que no pudo ser Ramsés

En la película clásica de Cecil B. Demille “Los Diez Mandamientos”, Yul Brynner hace el papel del faraón Ramsés II en una de las grandes películas de la Biblia acerca de Moisés. Pero según la Biblia, Ramsés no pudo ser el faraón mencionado en el Éxodo.

El motivo por el que en muchas películas acerca de Moisés se represente al faraón como Ramsés (también nombrado Rameses II, Ramesu II) es debido al pasaje de la Biblia que se encuentra en Éxodo 1:8-11 que afirma:

“Entretanto se levantó sobre Egipto un nuevo rey que no conocía a José; y dijo a su pueblo: “He aquí el pueblo de los hijos de Israel es mayor y más fuerte que nosotros. Ahora, pues, seamos sabios para con él, para que no se multiplique, y acontezca que viniendo guerra, él también se una a nuestros enemigos y pelee contra nosotros, y se vaya de la tierra. Entonces pusieron sobre ellos comisarios de tributos que los molestasen con sus cargas; y edificaron para Faraón las ciudades de almacenaje, Pitón y Rameses”.

La Biblia dice que los israelitas construyeron Rameses y puesto que Rameses II gobernó entre los años 1290 y 1224 a. de C., construyó una ciudad real llamada Pi-Rameses, muchos dan por hechos que éste fue el faraón mencionado en Éxodo. Sin embargo, algunas excavaciones recientes en este emplazamiento indican que esta ciudad fue ocupada mucho antes por los egipcios
150 años de diferencia

El nombre Rameses mismo también se encuentra inscrito en una pintura de una sepultura del faraón Amenhotep III, que gobernó casi 100 años antes que Rameses II.

Aunque la Biblia no identifica de manera concreta al faraón mencionado en Éxodo por nombre, sí nos dice la fecha exacta del éxodo.

1 Reyes 6:1 afirma que Salomón comenzó a construir el templo durante el cuarto año de su reinado, 480 años después del éxodo. La mayoría de los eruditos de la Biblia concuerdan en que el cuarto año del reinado de Salomón fue el año 967 a. de C.

De modo que se puede calcular que la fecha del éxodo fue el 1447 a. de C. Y según la historia, el faraón Rameses no comenzó su reinado hasta alrededor del año 1290 a. de C., de manera que no pudo ser el faraón mencionado en Éxodo.

Dependiendo de qué libro sobre la historia lea usted, hay dos posibles candidatos. El primer faraón Amenhotep II, que posiblemente gobernó entre los años (1450 y 1425 a. de C.), era hijo de Tutmose III, que gobernó o bien entre (1490-1450) o (1490-1436 a. de C.) como el otro posible candidato
Algunas claves

Para obtener algunas claves, echemos un vistazo a lo que dice la Biblia acerca de los acontecimientos que rodearon la vida de Moisés.

En primer lugar empezaremos con la fecha de su nacimiento. Éxodo 7:7 afirma lo siguiente: “Era Moisés de edad de ochenta años y Aarón de edad de ochenta y tres, cuando hablaron a Faraón”.

Añadiendo ochenta años a la fecha del Éxodo, 1447 a. de C., equivale al año 1527 a. de C., aproximadamente la fecha en que nació Moisés. El gobernador de Egipto en esa época fue Tutmose I (1540-1504 a. de C.). Lo fascinante acerca de su nombre es que si se le quita TUT nos queda MOSE. ¿Hasta qué punto se puede considerar que esto es una coincidencia?

Según la Biblia, en Éxodo 1:22-2:10, este faraón dio orden de que tirasen al río todos los hijos que les naciesen a los hebreos. De modo que temiendo por la vida de su hijo, la madre de Moisés le metió en una cesta de juncos a lo largo de la orilla del Nilo. Mientras la hija del faraón caminaba por la orilla del río le encontró y le crió como su hijo.

A pesar de que la Biblia nunca deja constancia del nombre de esta mujer, el historiador judío Josefo escribiendo en el primer siglo sí lo hace. Nos dice: El faraón tenía una hija llamada Termutis, que estaba jugando a la orilla del río. Viendo la cesta arrastrada por la corriente, envió a algunos de sus nadadores a que se la trajesen. Cuando regresaron con la cesta, se sintió llena de gozo al contemplar el tamaño y la hermosura del bebé... Termutis le llamó Moisés, que en egipcio significa salvado de las aguas “...Le adoptó como su hijo, porque ella misma no había tenido descendencia.

Josefo dice que la hija de faraón era Termutis, que se parece mucho en sonido al nombre real de Tutmose o Tutmosis. Según la historia, el faraón Tutmose y su esposa, la reina Ahmose, tenían dos hijas, Neferubity, acerca de la cual se sabe muy poco, y Hatshepsut, que posteriormente habría de convertirse en reina y tenía el título de ‘Hija de los Reyes’ (imagen derecha). Hatshepsut se casó con su hermanastro Thutmose o Thutmosis. Después de la muerte de su padre, su esposo Tumose II se convirtió en el faraón.

El próximo acontecimiento significativo que tiene lugar en la vida de Moisés es cuando huye de la tierra de Egipto, después de haber matado a un egipcio. Entonces vivió como extranjero en la tierra de Madián, donde engendró dos hijos. Pasados cuarenta años, un ángel se le apareció en el desierto del monte Sinaí, en la llama de fuego de una zarza”.

Si restamos 40 años a la fecha del nacimiento de Moisés en el año 1527 eso equivale al año 1487 a. de C., la fecha en que huyó de Egipto. En esa época o Tutmose II o Tutmose III habrían estado en el poder. Puesto que los historiadores no están seguros de las fechas exactas de su reinado, examinemos las dos posibilidades

¿Tutmose III es el faraón del Éxodo?

Si Tutmose II fue el faraón del cual huyó Moisés, es posible que Tutmose III fuese el faraón del Éxodo. El historiador judío Josefo escribió lo siguiente: “Sucedió que el faraón, del cual Moisés había huido, murió y un nuevo gobernante ocupó el poder”.

Después de la muerte de Tutmose II, su hijo, no el que tuvo con Hatshepsut, se convirtió en el faraón. Tutmose III reinó conjuntamente con la reina Hatshepsut hasta la muerte de ella en el año 1482 a. de C. A continuación gobernó solo hasta aproximadamente el 1450 a. de C. También se sabe que Tutmose III estaba tan celoso de los actos realizados por la reina Hatshepsut que uno de sus primeros actos, después de morir ella, fue purgar su nombre de todos los monumentos de Egipto.

Otro dato interesante, del que ha quedado constancia en la historia, acerca de Tutmose III, es que fue el más grande conquistador de la historia egipcia, y se le conoce como el Napoleón del antiguo Egipto. Durante su reinado dejó constancia escrita de que había subyugado a los etíopes.

Aunque la Biblia no menciona estos acontecimientos, el historiador Josefo afirma lo siguiente: “Se produjo un estado de guerra entre los egipcios y los etíopes. Para esa fecha Moisés había crecido y se había hecho hombre. Los dos lados participaron en una terrible batalla en la que los etíopes salieron victoriosos y siguieron adelante intentando conquistar todo Egipto. Los egipcios, buscando ayuda, interrogaron a sus sacerdotes y éstos les revelaron que debían de nombrar a Moisés su general... Entonces Moisés se convirtió en el comandante de un gran ejército... En un ataque sorpresa en contra de los etíopes, Moisés llevó a sus tropas a la victoria”.

Puede ser que Tutmose III, por lo celoso que estaba, se acreditase las victorias sobre los etíopes, a pesar de que fue Moisés el que las obtuvo.

Josefo también escribe: “Entonces el faraón, del cual había huido Moisés, murió y otro gobernante ocupó el poder. Moisés viajó a su palacio y le recordó las victorias que había conseguido para Egipto en la guerra en contra de Etiopía... También le habló al faraón sobre lo que le había sucedido en el Monte de Sinaí y cuando el faraón se rió, Moisés le mostró las señales”.

Según la Biblia, después de las diez plagas que había enviado Dios contra Egipto, Israel pudo salir de allí, pero el faraón se puso a la cabeza de su ejército para perseguirles en el Mar Rojo.

Statue of Amenhotep II from the Museo Egizio.jpg
La Biblia dice en Salmos 136:13-15: “Al que dividió el Mar Rojo en partes, e hizo pasar a Israel en medio de él, y arrojó al Faraón y su ejército en el Mar Rojo”. Este pasaje dice que el faraón murió en el incidente. De modo que, en ese caso la fecha de Éxodo en 1447 a. de C., de la cual ha quedado constancia en la Biblia, es sinónima a la muerte del faraón Tutmose III, que la mayoría de los historiadores calculan que tuvo lugar aproximadamente en el año 1450 a. de C
La teoría sobre Amenhotep II

La segunda teoría es que si Moisés huyó de Tutmose III, el faraón de Éxodo habría sido su hijo Amenhotep II.

Un hecho sorprendente relacionado con Amenhotep II (estatua a la derecha) fue que su sucesor no fue su primogénito ni su heredero.

Esto confirmaría el pasaje bíblico de Éxodo 4:22-23 que afirma: “Y dirás a Faraón: El SEÑOR ha dicho así: Israel es mi hijo, mi primogénito. Ya te he dicho que dejes ir a mi hijo, para que me sirva, mas no has querido dejarlo ir; he aquí que yo voy a matar a tu hijo, tu primogénito”.

1 comentarios:

Henry dijo...

Muy interesante...

Publicar un comentario

El Plan Yinon de Israel

El Poder en la sombra

El Peligroso Camino del Transhumanismo

La Farza Judía del Comunismo

Control Mental: MK Ultra

Jesuitas y Judíos: Infiltración

Chip Universal para 2030

Ultimas Noticias