Bilderberg 2013: bienvenidos a 1984 de George Orwell


El libro "1984" es la visión profética de Orwell sobre una sociedad totalitaria situada presuntamente en un futuro cercano, muy similar a la esperada por el sionismo y su Nuevo Orden Mundial. 1984 es una novela política de ficción distópica, escrita entre 1947 y 1948 y publicada el 8 de junio de 1949. La novela introdujo los conceptos del omnipresente y vigilante Gran Hermano o Hermano Mayor, un Estado Totalitario con una policía del Pensamiento y la "neolengua", adaptación del inglés en la que se reduce y se transforma el léxico con fines represivos, basándose en el principio de que lo que no forma parte de la lengua, no puede ser pensado. Existen obvios paralelismos entre la sociedad actual y el mundo de 1984, las cuales indican que comenzamos a vivir en lo que se ha conocido como: sociedad orwelliana. El término orwelliano se ha convertido en sinónimo de las sociedades u organizaciones que reproducen actitudes totalitarias y represoras como las representadas en la novela.

¡Pero relájese!: Gracias a Goldman Sachs y otros "donantes", la conferencia de este año será de costo neutral para Hertfordshire (Inglaterra) - a pesar de la construcción de la Gran Muralla de Watford.

El auditorio creció silenciosamente durante el último año en Watford, ignorando a las autoridades políticas de la ciudad. La policía del equipo de enlace estaba nerviosa. Fue hecha una presentación y los planes para este "evento único" fueron listados:  Zonas de lucha contra el terrorismo, controles de identidad, restricción para vehículos que estacionen en las proximidades de esta "importante conferencia internacional". Pero ahora llegó el turno de hablar para los habitantes de Watford.

¿Qué significa esta cumbre internacional política de tres días, con su lista de delegados peso pesado, financieros multimillonarios, líderes mundiales, y magnates de los medios de comunicación, protegidos por la mayor operación de seguridad que Watford jamás ha visto?

"¿Esto significa que van a decirle a usted si es usted o no?", dijo un concejal de la ciudad, "¿Estamos sentando un precedente para el estacionamiento de vehículos a un lado de la Old Hempstead Road?"

Así comenzó el debate de una hora (¿hora y media de duración?) acerca de si permitirán estacionar o no a los automóviles de la prensa en la franja de césped que linda con la A41, justo enfrente del hotel Grove. El periodista Charlie Skelton de The Guardian lo describe como "un extraño episodio distópico donde ciertas entidades prefieren guardar las apariencias". ¿No importa que nuestros ministros se reúnan en secreto con los jefes de Shell, BP , Google y Amazon? preguntó el edil. ¿Cual es el punto?

Hubo un suspiro audible cuando, bajo un intenso interrogatorio, el inspector en jefe de Rhodes se vio obligado a admitir, citando una "ordenanza", que las señales de "prohibido estacionar" ubicados al borde de la ruta son en realidad fraudulentos: "No existe tal ley ..". Una señora, casi fuera de sí, hizo un gesto a la audiencia. "Aquí hay medios de comunicación! ¡Esta historia va a salir!" Watford nunca sería la misma otra vez, gracias a Bilderberg. El público era una mezcla extraña. La mitad eran residentes del lugar preocupados por la posibilidad de daños en el césped debido a las llantas, y la otra mitad periodistas de todo el mundo preocupados por las implicaciones geopolíticas de una conferencia en la que BAE, Stratfor y el general Petraeus discutirían "Los Desafíos de África".

Ambas mitades demostraron preocupación por el costo de semejante operación de seguridad. La policía aseguró a los residentes escépticos que la conferencia significaría un "costo-neutral", gracias en parte a una "donación" de los organizadores de la conferencia. Esta "donación" habrá llegado, al menos en parte, de la Asociación Bilderberg, una entidad "benéfica" registrada en Reino Unido que recibe "donaciones" de BP y Goldman Sachs .

Así que, en cierto sentido, la policía de Herts hace trabajos de caridad para Goldman Sachs. Lo cual debe haber consolado a los ejecutivos de Goldman Sachs que asistieron a la conferencia: el vice-presidente, un director y el presidente de Goldman Sachs International. Con su "equipo de caridad" patrullando, vigilando atentamente la bahía.

En un momento de la reunión, durante una tensa discusión sobre los planes de contingencia para paseadores de perros, a Rhodes se le escapó que la Operación "Discuss" (el nombre clave de la operación de seguridad para Bilderberg) había estado funcionando durante 18 meses. Esto impactó a los residentes y periodistas. "¿Dieciocho meses?" "¿Cual es la razón de tanto secreto?": Por supuesto el "Terrorismo".

La Gran Muralla de Watford

Después de 59 años de invitados Bilderbgerg escabulléndose en las sombras, agachándose y esquivando cualquier explicación al periodismo, ¿esa es la razón de que nos dan? La misma razón para justificar, presumiblemente, la Gran Muralla de Watford, una valla de seguridad de concreto y alambre que rodea el hotel. Tan fea como innecesaria, parece la pared de una cárcel futurista donde los presos son ametrallados desde las torres de vigilancia. Apropiadamente fascista, se podría decir, si usted considera al fascismo como "la fusión del poder corporativo y el gobierno", así fue descrito por Mussolini.

Utilizando la misma excusa del "terrorismo" inhabilitaron las peatonales y los estacionamientos cerca de la sede. La policía expresó su lógica indicando que: no tenían "información específica" respecto a una amenaza terrorista. Sin embargo, y como era de esperarse, mencionaron los falsos atentados de bandera falsa de Boston y Woolwich, indicando que "no hubo inteligencia previa a los ataques". Por lo tanto, la ausencia de cualquier amenaza de un ataque terrorista es equiparada con exactitud al perfil de un ataque terrorista. La falta de una amenaza es una amenaza. Bienvenidos a 1984.

Rhodes reconoció que "las zonas antiterroristas son flexibles y se permite pasar a través de ellas a los residentes que van a sus hogares". Pero su valor para la seguridad, dijo, "corresponde a la posible reunión de personas que no viven en la zona en estas áreas", "y podrían moverse libremente en ellas". Es decir, no importa si las personas son terroristas, el problema es que puedan reunirse o caminar libremente. Esta es la gran trampa de las medidas de seguridad contra la presunta "amenaza del terrorismo": Son infinitamente aplicables.

Bilderberg contó con la presencia de la directora del FMI, el presidente (y vicepresidente) de la Comisión Europea , el primer ministro de Holanda, una docena de funcionarios, directores generales y jefes de los bancos transnacionales, presidentes de los bancos nacionales suizos y holandeses, y el ministro de Hacienda británico.

Basado en un articulo de Charlie Skelton. The Guardian (UK)
• Charlie Skelton es el editor del guión de 10 O'Clock Live, escritor en  Have I Got News for You y un investigador de Bilderberg desde el 2009. Todos sus Tweets sobre Bilderberg pueden ser leídos en @deYook

No hay comentarios :

Publicar un comentario