About

 
lunes, 27 de abril de 2015

TPP, ¿la nueva herramienta del Nuevo Orden Mundial?


TPP significa "Acuerdo estratégico Trans-Pacífico de asociación económica". Y lo que esto se supone que esconde detrás de las siglas es una alianza entre diferentes países, en teoría en temas económicos y comerciales, para favorecer los negocios y así crear un marco estable, que evite las crisis neoliberales. O dicho de manera fina como hacen los neoliberales:

Este proceso de negociación tiene como objetivo construir un acuerdo inclusivo y de alta calidad que sea soporte para el crecimiento económico, el desarrollo y la generación de empleo de los países miembros, el cual a su vez se convierta en la base y el medio para una futura Área de Libre Comercio del Asia Pacífico (FTAAP), por lo cual estará abierto al ingreso de otras economías de APEC y al desarrollo de mecanismos que permitan su flexibilidad y carácter evolutivo.

Bien, esto dicho así puede sonar como algo positivo. Pero ya somos todos bastante conscientes de que el lenguaje es la mayor arma que emplean cada día para manipularnos.

La realidad es que esta especie de tratado o acuerdo entre naciones. Según explican desde avaaz.org el TPP puede resumirse de la siguiente manera:

El Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP por sus siglas en inglés) consiste en un pacto ultra secreto y de altísimo alcance entre 12 países clave que otorgará a las grandes corporaciones un poder sin precedentes.


Bajo este acuerdo, las compañías podrán usar un nuevo tipo de tribunales globales para demandar a nuestros gobiernos cuando emitan leyes que nos protejan pero que puedan hacer peligrar sus beneficios empresariales.

El tratado toca todos los ámbitos imaginables, desde el etiquetado de los alimentos transgénicos hasta nuestro derecho a un Internet libre. Wikileaks ha filtrado la historia y, aunque la oposición ciudadana a este acuerdo crece cada día, los gobiernos se están apresurando para dejarlo sellado.

De modo que según parece, lo que en un principio parecía ser una alianza comercial ha ido mutando en algo que se asemeja más a una nueva forma de sistema, basada en acuerdos entre países para favorecer a las multinacionales (por si ya teníamos poco con que los países legislasen individualmente en este sentido como está sucediendo con las patentes de semillas) y restringir muchos de los derechos de que disfrutan los ciudadanos.

Entre los capítulos que se encuentran en negociación podemos enumerar: Acceso a Mercados, Reglas de Origen, Procedimientos Aduaneros, Medidas Sanitarias y Fitosanitarias, Obstáculos Técnicos al Comercio, Contratación Pública, Propiedad Intelectual, Defensa Comercial, Políticas de Competencia, Comercio Transfronterizo de Servicios, Servicios Financieros, Entrada Temporal de Personas de Negocios, Telecomunicaciones, Comercio Electrónico, Inversiones, Medio Ambiente, Laboral, Cooperación, Coherencia Regulatoria, Pequeñas y Medianas Empresas, Competitividad, Desarrollo, Asuntos Institucionales y Solución de Controversias.

Visto así puede no decirnos mucho, pero gracias a la filtración por parte de Wikileaks de documentación procedente de una de las últimas "rondas" de negociaciones, se ha conseguido generar una alerta social, al comenzar a quedar claras las intenciones que hay detrás de todo esto, especialmente las de EEUU.

Y es que existen varios puntos que en cuanto los leas te harán ver esto como lo que es.

En primer lugar: el secretismo. Las charlas son tan secretas que solo los negociadores directos y un grupo formado por 600 lobbistas conocen los detalles. Ni siquiera los parlamentarios han tenido acceso a su contenido.

Otro punto a tener en cuenta, que se ha sabido gracias a las filtraciones, es que dentro los nuevos acuerdos negociados extraoficialmente, se pretenden reformular derechos fundamentales como los de libertad de expresión, al tratar de regular Internet y otros medios con el pretexto de preservar los derechos de propiedad y propiedad intelectual.

Estos acuerdos afectarían a muchos niveles, desde la mayor criminalización de ciudadanos por saltarse derechos de propiedad individual, que a su vez están tratando de alargar en el tiempo, hasta el acceso a medicamentos genéricos.

Digo esto porque uno de los puntos que se están negociando es el de las patentes. El lobby farmacéutico está metido en esta negociación y presiona para blindar la protección de las patentes, algo en lo que cuentan con el apoyo de EEUU. 

En el capítulo filtrado por Wikileaks se observa que se pretende legislar permitiendo a las compañías farmacéuticas la extensión de sus patentes por más años, además de la capacidad de negar información de las mismas para la investigación científica en el desarrollo de nuevas medicinas. Estas medidas provocarían un alza generalizada en el precio del acceso a la salud, eliminando la competencia de fabricantes de genéricos que actualmente equilibran los precios en el mercado.

La ONG Médicos Sin Fronteras ya ha enviado una carta a los países involucrados en esta negociación advirtiendo "La filtración del texto secreto confirma que el gobierno de EEUU continúa con la intención de avasallar a sus socios comerciales frente a una oposición firme sobre los términos que restrinjan severamente el acceso a medicamentos asequibles para millones de personas. Los EEUU se niegan a retractarse de disposiciones peligrosas que impidan el acceso oportuno a medicamentos asequibles".

Entre las propuestas también está la de ampliar las patentes a plantas y animales. Es decir, que empresas puedan "inventar" animales o plantas y luego patentarlas. Cosas que superan nuestra imaginación.

La gravedad de este hecho debe preocuparnos a todos puesto que deja claro que prevalecen los intereses económicos de una minoría frente al interés general de la población (¿hacia qué tipo de sistema nos llevan?).

De aprobarse, la imposición de la voluntad de las corporaciones sobre los gobiernos se establecería como norma a nivel mundial gracias a un sistema de tribunales opacos. Las corporaciones podrán limitar el acceso a medicinas genéricas más baratas en favor de los medicamentos de marca, e incluso se permitiría que las compañías tabacaleras demanden a los gobiernos por normas de salud pública que amenacen sus beneficios. 

Hasta este momento son 12 los países que negocian este acuerdo: Australia, Brunei, Canadá, Chile, EEUU, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam.


Todo parece indicar que EEUU se ha tomado este acuerdo como la forma de plantarle cara a China. Como sabréis EEUU está abocado a ser destronado como potencia económica por la propia China, y esto es algo contra lo que el país del capitalismo intenta luchar desesperadamente.

Fuente: tppabierto / wikileaks

0 comentarios:

Publicar un comentario

El Plan Yinon de Israel

El Poder en la sombra

El Peligroso Camino del Transhumanismo

La Farza Judía del Comunismo

Control Mental: MK Ultra

Jesuitas y Judíos: Infiltración

Chip Universal para 2030

Ultimas Noticias