Pages

 

About

 
martes, 19 de septiembre de 2017

Anomalías Solares y Galácticas: ¿Nemesis y el principio del fin?



Las últimas llamaradas solares desconciertan a los investigadores debido a que no son típicas de la etapa del ciclo en la que se encuentra el astro.

En poco más de una semana el Sol ha emitido una cantidad de llamaradas solares inusualmente alta, lo que ha desconcertado a los científicos de la NASA. Según los datos de la agencia, desde el 4 de septiembre y en un poco más de una semana en la superficie del astro se produjeron siete emisiones de radiación de distinta intensidad. Entre ellas, la llamarada más potente de la última década, la cual fue observada este 6 de septiembre

Según datos del Observatorio de la Dinámica Solar de la NASA (Solar Dynamics Observatory, en inglés), el comportamiento del mayor astro de nuestro sistema es muy inusual, debido a que la etapa del ciclo en la que se encuentra no suele registrar tanta actividad.

"El ciclo solar actual comenzó en diciembre del 2008 y ahora está disminuyendo en intensidad y dirigiéndose hacia el mínimo solar. Es una fase en la que estas erupciones en el Sol son cada vez más raras", reza el informe de la organización sobre la última y mayor llamarada solar, de intensidad X9,3. "Sin embargo, la historia ha demostrado que pese a ello pueden ser intensivas", señala.

El ciclo de actividad solar cambia cada 11 años y actualmente el astro se aproxima a su final. Durante este tiempo la actividad del Sol aumenta y disminuye. Ahora estamos en el noveno año del ciclo, cuando aquella debería perder intensidad

Las manchas "híbridas", posible causa de las llamaradas; pero a continuación veremos que no es así, existe otra explicación más a estas irregularidades que es bastante preocupante.


Luces que se presentaron durante el pasado sismo  de 8 grados en México el 8 de Septiembre, días antes se registro la mayor llamarada solar de la decada.


Has notado que el sol ya no es amarillo?. Has notado que  su color cambió. Si no estabas enterado échale un vistazo tomando las previsiones del caso.

Las imágenes que llegan a nuestra redacción desde la NASA así lo confirman y las del día de hoy indican que efectivamente el color del círculo solar no es el mismo que tenía hace unos dos años. También se ha visto una inusual actividad en las manchas solares.

Y es que por medio de las manchas solares los científicos registran y confirman que hay actividad en el sol donde en estos días nuestra estrella ha hecho practicamente una explosión por día.

Esta semana se registraron una serie de “llamaradas” clase M y clase X en la región activa AR2673 y en su orden fueron una  M3.2, luego otra M 3.8, seguida de una 2.3, y después más intensas pasando a la clase X con una X 2.2, X.9.3 X.10 y otra X 9.2.

Estas se clasifican como A, B, C, M y X, y se les pone un número del 1 al 9 para diferenciar la intensidad de cada una de ellas. Las que son clasificadas como clase X son las de mayor nivel.

Varios astrofísicos y especialistas en clima espacial han venido notando el incremento en las explosiones del sol y advirtiendo de sus consecuencias al planeta tierra si las mismas se daban de cara a nuestro planeta lo cual sucedió con la M 3.8 y la X 9.3.

Sucedieron con dos diás de distancia la una de la otra pero se esta considerando la posibilidad de que se hayan fusionado en una sola pues ayer por la tarde ya estabamos bajo tormenta geomagnética G4 provocada por la M 3.8.

Hoy amanecimos con una tormenta geomagnética G8 y está generando disturbios a nivel de apagones en ondas de radio del tipo onda corta.

También está mostrando que los vientos solares están impactando la tierra a 2.689.200 millones de kilómetros por hora (WOW) y la densidad de los protones está muy alta, practicamente fuera de toda lógica, llegando las mismas a presentar 20 o más por centímetro cúbico en los últimos días.

Cual es la causa?

Varios astrónomos y físicos han concluído que esta inunsual actividad en el sol es resultado de la interacción electromagnética de nuestro sol con su estrella binaria la cual está haciendo su punto de aproximación más cercano que tienen estos cuerpos entre si.

Han definido que al tratarse de una estrella enana marrón (no se fusionó como para dar su propia luz) al acercarse empieza a nutrirse de la energía del sol drenándolo de tal manera que aparanta estar calmado (nuestro sol) cuando en realidad se está calentando más de la cuenta.

Se cree y estima posible que sea tan fuerte la interacción entre esos dos cuerpos celestes que el día de máxima aproximación de la enana marrón el sol se oscurezca por varias horas o días a la vez que aumentaría su temperatura.

Esto nos hace abrir un paréntesis, ¿recuerdan la teoría de Nemesis? No entraremos en muchos detalles, pero explicaremos: en dicha teoría un cuerpo celeste en las afueras del sistema solar, para más exactos, UNA ENANA MARRON, en otras palabras un SOL NEGRO (porque no tiene luz) (un segundo sol) es quién en sus aproximaciones con nuestro sistema solar ha causado los periodos de extinciones en la tierra ¿por qué? debido a las alteraciones que el Sol presenta y estas a su vez nos perjudican: alterando el campo magnético de la tierra, alterando el clima, generando terremotos y aumento de la actividad volcánica... ¿Le suena? así es, la famosa teoría conspiranoica de Nibiru bien podría haberse referido siempre a la presencia de un segundo sol, sin embargo los des-informadores como siempre han hecho mal uso de los registros antiguos que la humanidad ha dejado plasmados a través de los tiempos y que bien son los que podrían ayudarnos a prepararnos ante cualquier eventualidad pero por desgracia ese conocimiento es escondido por la élite cabalista y solo se muestra uno corrompido y confuso para el resto (como ya lo hemos explicado antes). 

¿Qué consecuencias podríamos tener o sentir en la Tierra?

Para nuestro día a día muchas: En el sol se empezarán a ver más regiones activas con manchas solares muy inquietas lanzando Eyecciones de Masa Coronal (explosiones) como la de estos días.

También aparecerán más Hoyos de Masa Coronal (huecos negros) que son los que provocan un aumento en la velocidad promedio del viento en dirección a la tierra produciendo tormentas electromagnéticas así como un incremento en la actividad sísmica y volcánica.

También será notorio un clima errático muy intenso en todo el planeta como se ha venido dando en estos días.

La radiación cósmica que llega a nuestro planeta del espacio también se incrementará ante el debilitamiento de nuestra magnetosfera lo que permitirá la llegada de entre otros agentes: rayos-x, párticulas de hierro (calientan y expanden el nucleo), helio 3 así como un incremento en los agentes que producen los fenómenos eléctricos en nuestra atmósfera.

La llamarada solar registrada el miércoles 8 de Septiembre, la más potente de los últimos 12 años, el jueves México fue golpeado por un terremoto de magnitud 8,2, el más fuerte registrado en ese país desde 1985. Decenas de personas resultaron muertas. El movimiento telúrico llevó incluso a declarar alerta de tsunami en una inmensa región: desde las costas mexicanas hasta las de Ecuador, pasando por Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y Colombia.

Muchos científicos están vinculando los terremotos con la intensidad de las llamaradas solares. Algunos ejemplos: el caso del gran Terremoto de Chile en el 2010, hubo tormenta solar previa y el campo gemomagnético estaba alterado hora antes, para el terremoto de Japón del 2011. La lista es  larga para el fenómeno. En esta ocasión, y para el caso de México, la historia se repite.

Los estudios de correlaciones entre tormentas solares y terremotos, toman en consideración la resonancia Shuman. Se dice que la carga eléctrica que llega a la Tierra, y que entra por alguno de nuestros polos, se dirige luego a zonas con mayor presencia de rocas ígneas, y hace que el límite de fricción entre ellas disminuya, pues de eleva su temperatura y existe entonces mayor posibilidad de un movimiento telúrico.

Las tormentas solares, debiesen servir de alerta temprana para zonas con historial sísmico. Es claro, que es muy complejo determinar en qué punto geográfico se desencadenará el movimiento, pero al menos, avisando a la población sin crear una alerta, educando e informando, se pueden salvar vidas.

Huracanes


Huracán Irma entrando en Florida Domingo 10 de Septiembre

Entretanto, desde principios de esta semana, tres huracanes —Irma, José y Katia— se pasearon por el Caribe provocando muertos, evacuados y graves destrozos. Este sábado y domingo Irma se convirtió en la mayor tormenta tropical del Atlántico e ingresó a territorio continental con vientos que rondaron los 215 kilómetros por hora (categoría 4), según informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) continuando con los graves daños y evacuados.

Inundaciones en India, Bangladesh y Nepal que han dejado 1.200 muertos y millones de desplazados.


De junio a fines de septiembre se desarrollan fuertes lluvias a causa del Monzón, pero este año la Cruz Roja comunicó que han sido las peores en décadas. La vocera de esa organización comentó: “se le ha puesto mucha atención a otros desastres en otras partes del mundo en estos momentos y el sureste de Asia ha sido ignorado”.

Muchas de las víctimas fueron arrastradas cuando las inundaciones causadas por las lluvias torrenciales del monzón golpearon el estado himalayo de Uttarakhand en junio, destruyendo pueblos y ciudades enteras en esta zona del país que se encontraba llena de turistas al ser temporada alta.


en la imagen se puede observar esta masiva eyección de masa coronal


ENANA MARRON  G1.9

Resultado de imagen para eyecciones solares enana marron


De acuerdo a observaciones y mediciones de campo gravitatorio se ha logrado identificar que nuestro sol tiene una hermana compañera muy próxima, una estrella enana marron – EM que tiene una trayectoria casi elíptica, su ingreso cerca a nuestro sistema solar ocasionaría trastornos cíclicos en nuestro sistema solar, en variación de temperatura y campos magnéticos sobre nuestro mismo sol y todos los planetas, ocasionando los respectivos cambios climáticos no solo en la Tierra, sino en todo el sistema solar y sus planetas.

SE INTENTO ESCONDER POR MUCHOS AÑOS EL FENOMENO Y EL HALLAZGO.-


NASA y otros importantes centros astronómicos del planeta han intentado por todos los medios, de desinformar a la población y decididamente no publicar los informes científicos al respecto de este gran objeto  y sus efectos, al contrario se está escondiendo la información. Muchas veces se ha ridiculizado a eminentes científicos en cuanto a sus informes para minimizar el fenómeno y lo que está sucediendo en la realidad. Es momento que la humanidad conozca la verdad y esta no sea más escondida y no sea más de propiedad de solo una élite gobernante.

Esta información debe ser utilizada en forma responsable para la preparación de las naciones ante los cambios que se vienen especialmente de orden climático en el planeta y no sean más aprovechados por grupos de poder existentes. Es verdad que el ser humano también está colaborando en la contaminación del planeta, pero definitivamente los efectos de los cambios climáticos severos en nuestro planeta, sin lugar a dudas no son causa del hombre, o provocados por él,  como se lo ha querido mostrar así, en una forma dirigida para efectos de desinformación, y es el momento propicio, ya de decir la verdad.  Esta información y estos datos catalogados como confidenciales son conocidos por el Departamento de Estado de EUA y por los principales ejes de poder mundiales y sus Agencias de Inteligencia, pero han sido mantenidos en secreto hasta ahora , se tiene prohibida su divulgación y silenciada la verdad.

RIMEROS INDICIOS E INVESTIGACION EN 2011.-


En 2010 ya varios científicos de varios centros astronómicos pensaban que una estrella enana marrón o gigante gaseoso más grande que Júpiter podría estar en los confines o al borde del sistema solar.


Los astrónomos empezaban a recibir los datos que confirmaban la presencia de un objeto muy gigante, oculto en el espacio que solo podría ser visible con telescopios infrarrojos.


Se acumularon pruebas de que era una estrella enana marrón o un planeta gaseoso gigante que acechaba a los límites exteriores de nuestro sistema solar, más allá de Plutón. El objeto inicialmente fue llamado Tyche, en esa oportunidad se estimó que era cuatro veces el tamaño de Júpiter por su fuerza gravitatoria  y 15.000 veces más lejos del sol a la Tierra, según un artículo en el periódico británico The Independent.


John Matese y Whitmire Daniel astrofísicos de la Universidad de Luisiana en Lafayette USA, indicaban que los datos del telescopio espacial infrarrojo de la NASA  WISE confirmaban la existencia del gigante  Tyche  y su ubicación ya visible dentro de los próximos años, por lo que se estimaba que en 2013 o 2014 ya podrían visualizarlo los centros astronómicos.


Resultado de imagen para nemesis extincionLa presencia de un objeto tan masivo en lejanas nubes del sistema solar La Nube de Oort podría explicar una lluvia de cometas desde una dirección inesperada, de acuerdo con un artículo de diciembre de Space.com. También explicaba el bombardeo inesperado de cometas  sobre Júpiter  y sobre el sol.



Aun esta por comprobarse sus 27 millones de años de órbita que podría tener el objeto y que  podría explicar un patrón de extinciones masivas en la Tierra, dicen los científicos.


Las enanas marrones frías, son estrellas "fallidas", su oscuridad y la falta de radiación de calor pueden hacer que sean difíciles de detectar y sean prácticamente invisibles. Los planetas gigantes gaseosos son enormes - como Saturno, Júpiter y Neptuno - que se componen de gases a diferentes presiones  y pueden carecer de una superficie sólida como la Tierra.


El astrónomo Whitmire dijo a The Independent que la estrella Tyche está compuesto de hidrógeno y helio, y tiene manchas de colores, bandas y nubes como  las de  Júpiter.


También se espera  que se detecten lunas o planetoides que la orbiten, dijo. "Todos los planetas exteriores los tienen."


Tyche fue identificado por primera vez ya en 1984 como Némesis por algunos astrónomos, una estrella compañera oscura al sol . Ha sido el tema de la investigación astronómica y el debate desde entonces.



Para distinguirlo del Némesis de 1984, Matese y Whitmire lo llamaron  Tyche (Diosa que representa el destino de los hombres y la fortuna), hermana de la diosa Némesis en la mitología griega.

Su amplia investigación y este descubrimiento se publicó en Icarus, la Revista Internacional de Estudios del Sistema Solar, el 2011.

NUESTRO SOL UNA ESTRELLA FORMANDO UN SISTEMA BINARIO.-    



A raíz de esta revelación, se confirmaría el hecho de que casi un 85% de las estrellas en el Universo  son binarios y el caso de nuestro sol no sería la excepción al tener una hermana compañera.  De esta forma nuestro Sol  cada 3.600 años recibiría, el tránsito de esta estrella llamada ‘enana marrón’ (EM), de un tamaño algo menor que la mitad del Sol, casi del tamaño de Jupiter, pero casi invisible a los telescopios normales excepto los infrarrojos. Atraviesa en órbita elíptica y perpendicular al resto de las órbitas de los planetas del Sistema Solar, cruzando el Cinturón de Kuiper y, posteriormente, el Cinturón de Asteroides (entre Marte y Júpiter), por lo que el arco (ciclo orbital de tránsito), desde la entrada hasta la salida de dicho cinturón (de asteroides) duraría aproximadamente unos cuatro años, en eje sureste al noroeste del plano.

EFECTOS EN LA APROXIMACION DE LA HERMANA COMPAÑERA DEL SOL .-

Durante esos cuatro años se producen alteraciones magnéticas, calentamiento global, cambios climáticos severos en los planetas de nuestro sistema solar, deshielo de los polos, como es el caso de Marte, movimientos sísmicos, y otras alteraciones análogas a las que ya se han producido en Urano, Neptuno, y se están produciendo en Saturno y Júpiter. Los anillos de Saturno se originaron en el pasado, precisamente, como consecuencia de una colisión cósmica de este origen. El mismo origen tienen Fobos y Deimos (lunas de Marte), producto del paso de esa EM por el cinturón de asteroides. También se han observado graves cambios climáticos en varias lunas de Júpiter y las de otros planetas similares a los cambios climatológicos en nuestro planeta.

Este tránsito es cíclico, y sus efectos se miden en una escala de 9 al 1 (de mayor al menor índice de perturbación), en un escenario hipotético que se definirá dependiendo de la posición que la Tierra tenga respecto del sol, y de la EM durante dicho tránsito.


Las probabilidades de que el tránsito produzca fenómenos de extinción masiva son bastante remotas. No obstante, lo más posible serán desastres climatológicos intensos, explosiones solares fuertes, y el incremento en la recepción de rayos ultravioletas. Todo ello durante esos cuatro años, aunque sus efectos se llevan sintiendo desde hace dos décadas.



La preocupación de los expertos reside, no sólo en el ciclo de la Enana Marron - EM en sí, sino en otro proceso cíclico, el que implica el final del período de oscilación del sistema solar sobre el eje central de la Vía Láctea, conocido como Traslación Galáctica, que se realiza/completa cada 26.000 años.

Simultáneamente a todo esto, se está produciendo otro proceso, el de Rotación Galáctica completa del sistema solar, que se realiza/completa cada 230 millones de años. Cada proceso de Rotación Galáctica ve pasar cuatro tránsitos de la EM, mientras que un quinto coincide –a veces- con la alineación al centro de la galaxia (agujero negro supermasivo). No existen registro sobre cuáles serían las consecuencias de ese alineamiento.


Teóricamente, la alineación con el centro galáctico, unido al tránsito de la EM, es el origen de las glaciaciones, extinciones masivas, bombardeo de meteoritos, así como la acción de rayos gamma (radiación electromagnética formada por fotones) provenientes del centro galáctico, de los cuales estamos protegidos por la Nebulosa de polvo cósmico central. Se ha tratado de esconder al principio y luego de vincular los huecos en la capa de ozono a la contaminación del hombre pero la verdadera causa es la intensa radiación especialmente gamma a la que está se ve sometida.



El Sistema Solar forma parte del Brazo de Orión. Y los expertos de ESA, NASA y de RUSIA han detectado masivas emisiones de rayos gamma en él, algo que se explica dentro del ciclo de Traslación Galáctica (de 26.000 años) que está a punto de suceder.

Estamos, pues, ante un proceso de cambios cíclicos a niveles que exceden a la propia Tierra. Esos cambios se desarrollan en todo el Sistema Solar, como consecuencia de la entrada del mismo en una parcela de la galaxia altamente energética, en la que se pone en contacto receptivo directo con el centro galáctico.


La Heliósfera: la burbuja magnética creada por el viento solar que rodea y compenetra el Sistema Solar. En los límites de la esa burbuja nos encontramos con la ‘heliopausa’, donde se produce un choque entre el viento solar (corriente continua de partículas emitidas por el Sol), y el viento interestelar proveniente de la galaxia, que también se ve afectada.


El Voyager 2, la sonda de la NASA, habría llegado a la heliopausa (onda de choque de magnitud extraordinaria) en diciembre de 2004, y según el Instituto de Tecnología de California (Caltech), la sonda atravesó la heliopausa más cerca del sol de lo esperado.


Basándose en los datos de la Voyager 2, Alexey Dmitriev, geofísico de la Academia Rusa de Ciencias, estima que en la actualidad el tamaño de la onda de choque se ha multiplicado por diez en estos últimos 20 años, cuando se hicieron las primeras mediciones.


Esto hace suponer que estamos atravesando (el Sistema Solar) una zona (nube interestelar gaseosa) de gran cantidad de partículas altamente energética o de alta carga, que cruzan con mayor intensidad la heliopausa, también la heliósfera, llegando al Sol, incrementando su actividad y afectando su comportamiento. Como si se tratase de un chorro de oxígeno y  combustible sobre una cerilla encendida.


Consecuentemente, la alta actividad energética de esa nube interestelar incrementa la acción del Sol y, consecuentemente, varía el clima, la atmósfera y el magnetismo de todos los planetas del sistema solar. Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno, son los planetas que más están recibiendo el impacto de la onda de choque. No olvidemos que el sol tiene un efecto de balanceo gravitatorio sobre los planetas , y esta acción también se ve perturbada.


Entendemos que, al margen de la acción de la gran nube interestelar, los cambios del sol son producto de la influencia de la EM, dos  causas que multiplican los efectos.


Júpiter ha duplicado su campo magnético, y ha generado en estos últimos años una segunda mancha roja de dimensiones casi tan grandes como la Tierra. Los casquetes de hielo de Marte han sufrido un deshielo a un ritmo sin precedentes (Dr. Habibullo Abdussamatov, Jefe de Investigación Espacial del Observatorio Astronómico Pulkovo de San Petersburgo lo detecto en  2007). Todo ello, consecuencia del incremento de energía que se está recibiendo.



Según Dmitriev, el estado excitado de nuestra heliósfera afecta a todos los organismos del Sistema Solar, desde el Sol hasta los procesos vitales del ser humano.


Nube de Oort: A casi un año luz del Sol, en los límites del Sistema Solar, compuesta por cometas y asteroides, también se ve excitada y por ello muchos de los cometas y asteroides que se encuentran en ella son despedidos por la gran fuerza gravitatoria hacia nuestro sol, no por nada este año 2014 tendremos inesperadamente y sin previo aviso la visita de 5 cometas.


El equipo Starviewer ha desarrollado un modelo científico basado en los modelos previos propuestos por el Dr. John J. Matese y el Dr. John B. Murria, así como las observaciones realizadas por los Doctores Geoffrey W. Marcy y Ben R. Oppenheimer (que contribuyeron a descubrir la EM ‘Gliese 229B’, así como su conducta respecto a su estrella principal).


Este modelo explica las perturbaciones simultáneas de las fuerzas de gravedad existentes en los cometas de la Nube de Oort, así como el viento procedente de la galaxia, cuyo origen estaría en la presencia y perturbación de una EM.


Cotejando el comportamiento de otros ‘objetos estelares M5’ (EM), con las características de los fenómenos reportados en la Nube de Oort, el equipo científico ha llegado a la conclusión de que lo que acontece en el Sistema Solar, incidiendo directamente sobre los cuerpos de la Nube de Oort, es una estrella EM que se va acercando progresivamente a nuestro sol.


El conjunto de los cometas de la Nube de Oort es de conocimiento reciente, aunque una serie de estudios (Matese y Whitman, en 1992, y Wiegert y Tremaine, en 1999) nos demuestra que los cometas de Oort observados hasta hoy (aquellos que orbitan perpendicularmente con el Sol), están bajo la influencia de las fuerzas electromagnéticas que proceden de la marea cósmica exterior a Oort (y por tanto al Sistema Solar).


Concluimos diciendo que la fuerza de gravedad estelar (procedente de la EM) y las perturbaciones electromagnéticas de la zona de marea galáctica (procedentes de la Vía Láctea), influyen conjuntamente sobre dichos cometas. Aunque la primera casi duplica la influencia ejercida por la segunda.  A esto también habría que añadir también el efecto de la masa gaseosa interestelar que el sistema solar está cruzando, que también ejerce una efecto eléctrico y magnético en estos cuerpos.


El problema reside en que la influencia de la EM se incremente a medida que ésta se introduce en el interior de la Nube de Oort (estudios de Stern y Weissman, 2001; Levison, 2001).



REVERSION GEOMAGNETICA TERRESTRE.-


Una de las consecuencias que en la actualidad se están produciendo –en nuestro planeta- como combinación de los diversos factores anteriormente expuestos, es la reversión geomagnética. Se trata de un fenómeno que sabemos es cíclico, que ya se ha producido con anterioridad, por el historial que se tiene de la Tierra y los estudios realizados en las capas de hielo de la Antártida por equipos científicos, muchas veces ha sido un efecto casi sorpresivo y no gradual.


Esta reversión consiste en una rápida reducción de la fuerza del campo magnético del planeta, así como el desplazamiento de la región del polo norte magnético hacia la región del polo sur magnético, y viceversa. Una vez ese proceso se hubiera completado, las brújulas señalarían hacia la Antártica, en vez de cómo señalan en la actualidad, hacia el norte de Canadá.


Consecuencia de la reversión geomagnética la Tierra disminuirá su capacidad para desviar los rayos gamma. Se entiende que ello -sobre exposición a la radiación solar- conllevaría una serie de efectos inmediatos: caída de satélites, inutilidad del sistema GPS,GLONASS y todas las consecuencias sociales provocadas por dichos fenómenos anómalos.


Dicho esto, no existe capacidad científica actual para predecir cuándo se podría producir la reversión geomagnética completa.


El proceso geomagnético terrestre se desarrolla en función de la dinámica interna del planeta, consistente en el movimiento de rotación (sobre su propio eje) y la dinámica del hierro fundido del núcleo o Kernel. El movimiento de esa masa líquida instala un campo magnético global cuyos polos se sitúan en las regiones polares norte y sur.


El campo magnético resultante (bipolar), similar a un imán, envuelve a nuestro planeta, pasa a través del núcleo hacia la corteza, y asciende al espacio convertido ya en la magnetosfera de la Tierra, una burbuja protectora que sirve de protección frente al azote de los vientos solares. De ese modo, la magnetosfera desvía las partículas cargadas del viento solar, sólo permitiendo su acceso a través de las cúspides de las regiones polares, donde las líneas del campo magnético quedan abiertas. De ahí las auroras.


La investigación reciente (publicada en Science, 26 de septiembre de 2008) parece indicar procesos mucho más complejos. Además de los polos norte y sur, hay un campo magnético más débil que se extiende alrededor de la Tierra, probablemente generado desde el núcleo exterior del planeta. Ese campo magnético más sensible sería crítico, determinante, para que se produzca una reversión geomagnética.


Si el campo bipolar más fuerte reduce su fuerza hasta la de este segundo campo magnético, generalmente más débil y distribuido (no localizado en los dos polos), una reversión geomagnética es mucho más probable. Parece ser que, cuando el campo bipolar se ha debilitado por debajo de cierto umbral, el campo distribuido fuerza un cambio geomagnético.


(Estudio de Brad Singer, geo-cronólogo de la University of Wisconsin)


UN PATRON DE SISTEMA SOLAR BINARIO.-


Poco a poco se está logrando definir que las perturbaciones (incluyendo CMEs-Ionosfera-Magnetosfera) que están aconteciendo en todo el Sistema Solar, obedecen a un patrón de sistema solar binario, ya conocido y estudiado por los astrónomos en otras estrellas.


Así mismo, un completo informe de la Aviación Internacional ya puso de relieve en 2006, el incremento de las tormentas geomagnéticas en las zonas ecuatoriales, como consecuencia de cambios anormales y súbitos en la Ionósfera.


El informe advierte de la rápida y súbita formación de tormentas geomagnéticas, que emanan de los límites de la placa tectónica de África. Consecuencia de esa anomalía, en junio de 2009 se producen dos importantes accidentes aéreos; el primero, un avión de Air France, cerca del límite occidental de la placa tectónica africana, cerca de Brasil; el segundo, avión de Yemen Airways, en el límite oriental de la placa tectónica africana, con destino a las Islas Comores.


Luego debemos agregar un sinnúmero de hechos electromagnéticos evidenciados en apagones que han afectado grandes regiones del planeta , mas otros accidentes aéreos hasta hoy , abril de 2010 . Muchos observaron estas extrañas coincidencias,  pero la comunidad científica sabía lo que esta ocurriendo, pero lo mantenía en reserva.


Todos estos eventos catastróficos deben ser observados en conjunto, como consecuencia de las alteraciones que se están produciendo en la Ionósfera (empobreciéndola, restándole densidad), con especial incidencia en la zona ecuatorial.


Aportando algo más de luz a este particular, en 2006, la Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI), incorporó en sus bases un protocolo aéreo general –con base científica en un estudio de la Agencia Espacial Europea (ESA) de 2005- relativo a las medidas a tomar ante las anomalías geomagnéticas en el Atlántico sur.


En dicho documento protocolario se informa que la zona geográfica en cuestión padece, a niveles de la ionósfera, ciertos ‘huecos’.


Paradójicamente, las conclusiones de la ESA no coinciden con las de la NASA, que insiste en afirmar que todas estas alteraciones son producidas por las emisiones de CO2, para efectos de desinformación, escondiendo la verdad, sin que los rayos cósmicos tengan relación con el fenómeno. A pesar de esas diferencias, y a sabiendas de lo que ocurre NASA instaló en 2007 el SPT (Telescopio Polar Sur), con el fin de estudiar, precisamente, las emisiones de rayos cósmicos.


VERDADERAS CAUSAS DEL CAMBIO CLIMATICO.-


A todo ello debemos sumar nuevos informes: el del 4 de junio de 2009 emitido por CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear), que expone las mismas conclusiones del informe de ESA. Esto es: las capas intermedias y altas de la atmósfera están siendo objeto de emisiones ionizadas de rayos cósmicos que estarían alterando la composición de las nubes, así como extrañas tormentas magnéticas. Todo ello, a juicio del informe, obliga a una urgente revisión de las teorías sobre las causas reales del calentamiento terrestre y el cambio climático que nos han pintado las corporaciones y medios de poder en el planeta.


En conjunto, podemos decir, que las perturbaciones que se están produciendo en todo el Sistema Solar, se manifiestan en la Tierra de la siguiente manera:


Incremento de la radiación cósmica en la atmósfera. La protección de la ionosfera y la magnetosfera, empieza a no ser completa, por lo que tenemos riesgo serio de empezar a sufrir irradiaciones de rayos cósmicos, debido precisamente al nivel de stress constante de ésta. (No puede filtrar todos los rayos cósmicos). Una de las consecuencias de esto, es incremento de sensación de presión en la cabeza, malestar general, náuseas, vómitos, febrícula, cansancio, apatía, síntomas muy parecidos a los de la famosa gripe porcina y que corresponden a intoxicación radioactiva leve.


Se produce una disminución de la Capa de Ozono, que está más perjudicada en las zonas del sur del globo, justo donde mayor stress recibe la magnetosfera, así con un adelgazamiento de la Ionosfera hasta niveles críticos en las zonas ecuatoriales.


Estamos entrando (todo el Sistema Solar) en una zona inusualmente desprotegida del brazo galáctico (de Orión), en la que estamos más expuestos que de costumbre a las radiaciones cósmicas provenientes del centro galáctico, que es un enorme agujero negro.


Una Enana Marrón es un objeto –cercano al tamaño de Júpiter- que sólo puede localizarse por sus emisiones de calor, mediante el espectro infrarrojo.


La mayoría de las estrellas de nuestro entorno son binarias. En 2009, basado en los descubrimientos de J. Murray y J. Matese, se ha demostrado que nuestro sol tiene una enana marrón, orbitando cada 3.630 años, con una órbita muy parecida a la que realiza Próxima Centauri respecto de Alfa Centauri A y Alfa Centauri B, que es de rotación circular sincronizada.


Esta compañera solar es la única explicación posible al comportamiento anómalo que está experimentando el Sistema Solar. La atracción estelar entre nuestro Sol y su ‘hermana’ (G1.9) está contrayendo gravitacionalmente las órbitas de todos los planetas.


La EM (G1.9) en cuestión vendría acompañada de –al menos- cinco satélites o planetoides entre cometas y asteroides.



En estos momentos, la posición de la Enana Marrón está a la altura de  la constelación de Sagitario, perturbando ya notablemente la órbita de Plutón y Júpiter, aunque su influencia se hace notar en todo el Sistema Solar en forma generalizada y en el mismo sol, su hermano.

Fuentes: Space Weather News / NASA / Observatorio Clima Solar / RT / Veritasconexion


0 comentarios:

Publicar un comentario

La Farza Judía del Comunismo

Control Mental: MK Ultra

Jesuitas y Judíos: Infiltración

Chip Universal para 2030

Ultimas Noticias