Pages

 

About

 

La Profecía Azteca del Quinto Sol

Resultado de imagen para quinto sol

Según cuenta la leyenda, Coatlique fue fecundada en primer lugar por un cuchillo de obsidiana y, a raíz de este embarazo, dio a luz a la diosa Coyolxanuhqui, conocida con el nombre de «Campanas Doradas» y a un grupo de vástagos que se convirtieron en estrellas. La diosa Coyolxanuhqui era identificada con la luna y estaba asociaba con un grupo de 400 deidades-estrella, conocidas con el nombre de Huitznauna, que se encontraban bajo su control. Además esta divinidad asociada a la luna, tenía poderes mágicos con los que podía provocar im
portantes daños.

Resultado de imagen para coatlicue lilithEn la cosmogonía azteca este conflicto está representado por el mito de Coatlique que es decapitada por su propia hija Coyolxanuhqui, la luna, quien fue igualmente decapitada por su hermano Huitzilopochtli, el dios sol. Finalmente, también podemos apuntar otro elemento frecuente en otras teogonías: la fecundación espontánea, sin unión sexual por la cual la diosa Coatlique quedó embarazada, primero por un cuchillo y luego por una bola de plumas.(Es sin duda otro ejemplo de la mitológica 'diosa madre' como Isis o Isthar, símbolo de serpiente y fecundación "divina")

Según la mitología azteca antes de nuestro sol, que es el quinto, existieron otros cuatro. Para los aztecas vivíamos, por tanto, en la quinta creación, o en la quinta era.

Volviendo a la pareja original y a su descendencia, la legenda mexica señalaba que cada uno de esos dioses creadores luchaba por la supremacía en el mundo, empleando cada uno su propia fuerza cósmica: tierra, fuego, viento o agua. Mientras esas fuerzas se mantuvieran en equilibrio, el mundo estaba en orden y podía existir la era de un sol; sin embargo, si se producía un desequilibrio cósmico, ese sol, junto con la Tierra y los seres humanos de esa era, perecerían.

El primero de esos cinco soles fue el creado por el dios Tezcatlipoca, que era el dios de la Tierra, bajo el signo 4, Agua, se llamó ATLTONATIUH (Sol de Agua). Sin embargo, su creación fue algo imperfecta, ya que los seres humanos aparecieron con forma de gigantes (¿la era de los Nephilim?), fueron ellos los constructores de las pirámides ya que la civilización azteca y maya, las más desarrolladas, existieron mucho después de ellas y ni con la actual tecnología de la construcción se pudo haber llegado a la perfección y belleza de esas construcciones. En un momento determinado de esa era, los jaguares (¿?) devoraron al medio sol existente y, ayudados por la oscuridad, fueron destruyendo y asesinando a los seres humanos gigantes.

El segundo de esos soles fue creado por el dios Quetzalcoatl, dios del Viento. El segundo Sol estaba de nuevo bajo el signo 7, Ocelote, y se llamó OCELOTONATIUH (Sol Felino). En este sucedió que se hundió el cielo, el Sol no seguía su camino; al llegar al mediodía se hacía de noche, y cuando oscurecía los tigres se comían a la gente.

Tlaloc, que era el dios de la Lluvia en la mitología azteca, creó el tercer sol, sigue predominando el signo 5, Lluvia, se llamó QUIAHUTCNATIUH (Sol de Lluvia de Fuego). En él sucedió que llovió fuego sobre las personas, y los que en él vivían se quemaron. Y dicen que en él llovieron guijarros, y que ésos son las piedras que ahora vemos; que hirvió la piedra TEZONTLE, y que entonces se enrojecieron los peñascos.

Chalchiuhtlique, la diosa del Agua azteca, fue la encargada de la creación del cuarto sol. Los seres humanos de esta creación intentaron sobrevivir con una semilla conocida con el nombre de acicintli, pero ésta no era comida suficiente para los humanos, que tenían que enfrentarse a enormes inundaciones. El agua emergió del centro de la Tierra provocando una tremenda catástrofe en el mundo. (La era del diluvio universal)...

Resultado de imagen para calendario azteca
El mito de los cinco soles es conocido por la literatura azteca y por los pocos códices (libros) que sobrevivieron a la destrucción de los conquistadores, pero principalmente por el llamado “Calendario azteca”, “Piedra del Sol” o “Piedra de los Soles”, una de las piezas arqueológicas más estudiadas y controvertidas, que se encuentran en el Museo Nacional de Antropología de México. Se trata de un gigantesco disco de piedra de más de tres metros y medio de diámetro y un peso cercano a las 25 toneladas, donde se ha representado esquemáticamente la compleja cosmogonía azteca.

Actualmente, la mayoría de los estudiosos coinciden en que la figura central representa al Sol actual, y los cuatro grabados que la rodean a los soles anteriores. También resulta difícil establecer cuando terminará esta Quinta Edad o ciclo; las profecías aztecas señalan que la humanidad que viva bajo el Quinto Sol será destruida por terremotos y por “fuerzas que hacen un ruido superior al trueno”.(¿Armamento nuclear?)...

Imagen relacionada

También debemos destacar la profecía relativa alregreso de QUETZALCOATL, la “serpiente emplumada”, dios civilizador de los aztecas, que luego de cumplir con su misión se fue prometiendo regresar en el año CE – ACATL (1 – Caña-2000), cuando coincidieran los tres calendarios utilizados por los aztecas: el ritual o lunar, el solar y el venusino.

Irónicamente, esta fecha coincidió con el año 1519, fecha en que los españoles llegaron a México y en esa fecha terminaba el cuarto sol. Los aztecas creyeron que Cortés era Quetzalcoatl que regresaba... de hecho los nombres de Moctezuma significa la nobleza que cae y el nombre de Cuauhtemoc significa Águila que cae, pero Cuitlahuac vino a demostrar que por eso eran guerreros y él solo con un puñado de guerreros aztecas le dieron una paliza a los españoles, pero Moctezuma creía que esto iba contra las profecías y permitió la derrota azteca.

Pero este hecho aciago, por el contrario, desencadenó el ocaso de una cultura maravillosa, otrora poderosa, que se decía a sí misma procedente de una tierra hundida llamada AZTLAN (¿la Atlántida?) y que nos dejó mitos y tradiciones de gran belleza poética, como este “Mito de los Cinco Soles”: “Según hablan y dicen que saben los viejos, la Tierra y el Cielo se cimentaron en el año 1, Conejo. También dicen que saben que cuando esto sucedió, habían ya existido cuatro clases de hombres, cuatro clases de vidas en la Tierra. Así que sabían también que cada una de ellas había existido en un Sol (una Edad).

Saben y dicen que su dios los creó de ceniza, y atribuyen a Quetzalcoatl, cuyo signo es 7, Viento, el haberlos hecho y creado. El quinto Sol, bajo el signo 8 (doble 4) Movimiento, se llamó OLLINTONATIUH (Sol de Movimiento), porque se mueve, sigue su camino. Y como andan diciendo los viejos, en él HABRA MOVIMIENTOS DE TIERRA, HABRA HAMBRE, Y ASI PERECEREMOS...

Resultado de imagen para el quinto sol

¿Las profecias aztecas se estarán refiriendo a los ciclos catastróficos marcados por la cercanía del gemelo solar, al cual se le atribuyen las extinciones en la tierra? Pues lo interesante es que es el Sol quién es usado como reloj a través de los tiempos para marcar el inicio o fin de una época... o quizás sean meras supercherías, aunque a estas alturas el sol pareciera estarnos advirtiendo sobre algo inminente, no debemos dejar de lado todos estos hechos suscitados recientemente en referencia al sol y sus efectos sobre la tierra... 


0 comentarios:

Publicar un comentario

La Farza Judía del Comunismo

Control Mental: MK Ultra

Jesuitas y Judíos: Infiltración

Chip Universal para 2030

Ultimas Noticias