About

 
lunes, 20 de agosto de 2012

Acambaro: Las figuras de dinosaurios

El descubrimiento de Waldemar Julsrud, una colección de mas de 32,000 piezas de Acámbaro, México, que parece representar dinosaurios,  extintos, y pueblos de culturas lejanas de México, ha causado mucha controversía por tres cuartos de una centuria. Con pruebas no oficiales de carbon-14, algunos científicos tratan de convencer que las figuras vienen de un  hasta 6,000 antes de nuestra época, muchos años antes de la primera civilización en Sumeria. 


Varias personas han tratado de encontrar evidencia en las figuras que los humanos y dinosaurios co-existían, para apoyar a sus creencias en el creacionismo. Otras dicen que la inspiración para las figuras vino de los huesos de dinosaurios que encontraron los nativos, o que las figuras son creaciones de la imaginación. Otras dicen que la colección es una simple broma. 




Sea como sea, el sólo descubrimiento de tantas figuras en un sólo lugar, con tanto detalle y talento artístico, y con tanto conocimiento de los dinosaurios en un tiempo cuando hasta los mejores arqueólogos no sabían casi nada de la verdad de los dinosaurios, es algo increible. 

 
Waldemar Julsrud era un joven alemán, culto e inquieto, que llegó a México huyendo del horror de la primera guerra mundial. Se dedica allí a los negocios y llega a hacer fortuna. Hacia los años cuarenta, durante un paseo a caballo, tropieza con unas pequeñas figuras de arcilla, desenterradas por las lluvias cerca del poblado de Acámbaro, al sudeste del estado de Guanajuato y a menos de trescientos kilómetros de ciudad de México. 
 

 Este es el cerro del Toro, donde se encontraron las figuras  


Entusiamado por lo que parecían ser los restos de una cultura prehispánica hasta entonces desconocida, hace un trato con uno de los peones de su finca: le dará un peso por cada figurita que el hombre consiga desenterrar del yacimiento. 


Día tras día, el incansable peón se presenta ante su patrón con una nueva pieza. Al principio, máscaras, vasijas o figuras de hombrecillos en posturas rituales. Poco a poco, sin embargo, van apareciendo figurillas de lo que son, inequívocamente, dinosaurios. 

 

 

 
 
 

En 1954 el gobierno Mexicano mando cuatro arqueólogos bien conocidos para investigar. Un sitio diferente, pero cercano, fue seleccionado y una excavación meticulosa empezó. Encontraron numerosos ejemplares de figuras similares y concluían que el hallazgo era autentico. Sin embargo, tres semanas más tarde su reporte declaro que la colección era una estafa por la "fantástica representación de hombre y dinosaurio juntos". 


En 1955 Charles Hapgood, un respetado profesor de Antropología de la Universidad de Nueva Hamphsire, condujo y elaboro una investigación incluyendo una datación extensa de de radiometría. Interesantemente, su trabajo fue apoyado por Earl Stanley Gardner, antiguo procurador distrital de la ciudad de Los Ángeles, California y el creador de Perry Mason. Hapgood contesto a cargos que Julsrud manufacturo las figuras, excavaron debajo de la casa del jefe de la policía, la cual fue construida 25 años antes de la llegada de Julsrud. Cuarenta y tres ejemplares más del mismo tipo fueron encontrados, incluyendo dinosaurios. Tres pruebas con radiocarbono fueron efectuadas por Ios topos Incorporated de Nueva Jersey resultando fechas de 1600 A.C. y 1110 A.C. 



Dieciocho ejemplares fueron sujetos a la prueba de termo luminescencia por la Universidad de Pensilvania, todos dieron fechas aproximadamente 2,500 A.C. estos resultados fueron retirados subsecuentemente cuando se supo que algunos de las figuras eran de dinosaurios. 



En 1990 una investigación fue dirigida por Neal Steedy, y un arqueólogo que vivía del sustento de trabajos contractuales del gobierno Mexicano. Arbitrariamente escogí un sitio de excavación considerablemente alejado del sitio de Julsrud. Encontraron solo piezas de cerámica pero ninguna figurilla. Encargo pruebas de radiocarbono para algunas muestras de la colección de Julsrud el cual dio una excursión de fechas, 4,000 años para un rostro humano y 1,500 años para un dinosaurio. 


2 comentarios:

Anónimo dijo...

parece increible que tal hallazgo este siendo ignorado e irreconocido de esta forma...???? porque?

Veritas Conexion dijo...

porque confirmar que realmente los humanos convivieron con estas criaturas tumbaría toda la teoría de la evolución y también la historia "convencional", sólo por eso.

Publicar un comentario

El Plan Yinon de Israel

El Poder en la sombra

El Peligroso Camino del Transhumanismo

La Farza Judía del Comunismo

Control Mental: MK Ultra

Jesuitas y Judíos: Infiltración

Chip Universal para 2030

Ultimas Noticias