Tecnología Ancestral: El Misterio de la Esfera "Milagrosa"


Más allá de las visiones de Cayce ¿el cristal encontrado por Ray Brown, tenía alguna validez para los estudiosos? ¿Podía ser tomado en serio? No en forma oficial, como pasa siempre en estos casos tan dudosos, pero evitando su desecho como falsa prueba. Tratando de ampliar los datos del cristal encontrado por el submarinista, comenzamos a buscar más evidencias de esta historia y alguna fotografía, que sabíamos existía, pero nuestra sorpresa fue mayor al comprobar que en la era de la información no había datos de mayor valía, salvo el legado por Berlitz, y ya citado. Sin embargo nuestra pesquisa tuvo su recompensa, y conseguimos el ansiado, material, que a través de un viejo video de History Channel , de la década del 80', el cristal aparece en su esplendor junto su descubridor en un especial dedicado a la Atlántida.

Después de casi 28 años, podemos hacernos una idea de aquella pieza tan insólita surgida de un lugar misterioso del océano. Debemos destacar que los programas de la aquella época, se mostraban más permisivos en cuanto a imágenes, y no tenían miedo de esbozar teorías más osadas que las actuales, cada vez más conservadoras. ¿Será ese el motivo, que este tema jamás se menciona asociado con la Atlántida? Pero vayamos al cristal majestuoso, para juzgar con nuestros propios ojos si nuestra persistencia obtuvo su premio.

El cristal fue mostrado por primera vez en 1975, cinco años después de su descubrimiento. Consciente de su hallazgo y temiendo una confiscación, Ray Brown, como ya dijimos, no reveló jamás el lugar de extracción, y mantuvo el secreto para siempre.

Los primeros asistentes que pudieron contemplar la extraña pieza, describieron diferentes sensaciones trasmitidas por el cristal, que parecía poseer propiedades inusuales desafiando leyes físicas conocidas.

En primer lugar el cristal presentaba una estructura piramidal de tres caras, distribuidas de mayor a menor tamaño. Uno de los primeros efectos que causaba el cristal, es el estado alfa, donde aquellos que caían inducidos en este trance, mencionaron una cuarta pirámide "en el primer plano de las otras tres". Desde otro ángulo y en condiciones especiales, muchos testigos pudieron ver un gran ojo humano mirándolos serenamente.

El cristal parecía cambiar caprichosamente de forma, y según Ray Brown, aparecían "miles de pequeñas líneas de fractura", similares a los "circuitos microscópicos". Fenómenos de corte paranormal parecían acompañar a la esfera, y así muchos sensitivos declararon que sintieron vientos de tipo iónico con capas de diferentes temperaturas, frías y cálidas, rodeando al cristal. Luces fantasmas, voces y hormigueos, también fueron reportados. Experimento realizados con brújulas cerca del objeto, mostraron la alteración de las agujas, que eran direccionadas hacia el lado contrario, estando a solo dos pulgadas de distancia. Los metales son inmediatamente magnetizados una vez que entran en contacto con él.

También se registran curaciones, ya que personas enfermas fueron sanadas por la esfera, pero trasmitiendo la dolencia a la siguiente persona en tocarla, como si pudiera extraer o activar trastornos humanos a voluntad.

Para muchos el cristal del Ray Brown es un amplificador de energía, una especie de radiotransmisor y sintonizador de frecuencias cósmicas, potenciadas por la pirámide que lo cobijó, hasta su retiro por el submarinista.

Es innecesario decir que las cualidades descriptas en este objeto, no encuentran paralelismo con ninguna tecnología terrestre y rompe con todos los esquemas conocidos. Un sinnúmero de interrogantes se plantean con su existencia, interrogantes, que en la actualidad no pueden ser resueltos al ser ignorado el paradero de la pieza, así como el de Ray Brown. No extrañaría que algún coleccionista privado haya pagado una buena suma por la esfera, que en la actualidad no encontraría espacio histórico sustentable, y es mejor tener oculta hasta mejor oportunidad de exhibición.

Pero si pensaban que este cristal es el único testimonio a presentar en esta historia, tenemos reservada una sorpresa. Invitamos al lector a trasladarse al cono sur del continente americano, en la zona cordillerana de Chile.

No hay comentarios :

Publicar un comentario