About

 
martes, 1 de abril de 2014

Los 10 misterios arqueologicos más enigmaticos de la historia del mundo



Los Moais de la Isla de Pascua
No entraron en nuestro conteo pero no se pueden dejar de mensionar
como una de las obras más enigmáticas de la arqueología antigua aún sin poderse
encontrar una buena respuesta del motivo de su creación y de por quiénes fueron hechas...



10. Bolas metálicas con hendiduras cóncavas de la antigüedad remota en Sudáfrica



En los últimos 10 años, los mineros de Sudáfrica han excavado unas bolas metálicas misteriosas, cuyo origen todavía no está claro. Estas bolas tienen un diámetro de alrededor de una pulgada y tres hendiduras cóncavas paralelas. Aún no se conoce su forma de elaboración ni su uso.

9. Piedras de Dropa

En 1938, una expedición arqueológica dirigida por Qi Futai descubrió en unas cuevas de la cordillera de Bayanhar, en el Tíbet de China, vestigios de una cultura asombrosa de la antigüedad remota: en las cuevas están enterradas centenares de piedras, que según parece tienen una historia de 10.000 a 12.000 años. En el centro de cada piedra está grabado un círculo y una hendidura cóncava espiral. Estas hendiduras, al girarse, parecen unos pequeños jeroglíficos contando historias fantásticas sobre el aterrizaje de naves espaciales procedentes de un mundo lejano en esta cordillera. Los locales llaman a los seres inteligentes que conducen estos vehículos similares a OVNIs como “Dropa”. Es posible que los restos de sus descendientes estén conservados aún en las cuevas.

8. Piedras de Ica

Un antropólogo peruano ha reunido más de 1.100 piedras de andesita. Todas ellas, cuya historia puede remontarse a hace 500 a 1.500 años, han sido conservadas considerándose como piedras de Ica. Lo sorprendente está en que éstas tienen grabados con muchos motivos, algunos de ellos muestran escenas sexuales, de operaciones quirúrgicas de corazón o transplantes de cerebro, y algunos muestran con claridad imágenes de dinosaurios, estegosaurios y pterodáctilos.

7. Enormes bolas de piedra de Costa Rica

En los años treinta del siglo pasado, unos obreros de la construcción, al abrir camino para una plantación de bananos en el bosque de Costa Rica, descubrieron de repente decenas de bolas redondas misteriosas, con tamaños que iban de una bola de pingpong a un diámetro de ocho pies y con diferente peso, hasta 16 toneladas. Quiénes han hecho estas bolas perfectas y por qué constituye realmente un enigma.


6. Libro de Oera Linda

Es un manuscrito de los polémicos frisones, antiguos habitantes de la región al norte de Holanda, que incluye temas de historia, mitología y religión. Llamó la atención de la gente por primera vez ya en el siglo XIX.


5. Fósiles de existencia imposible

Hasta el momento aún queda cierta cantidad de fósiles que no se pueden evaluar mediante la geología o la paleontología. Por ejemplo, el fósil de un dedo humano, hallado en las rocas calizas de la zona ártica canadiense, tiene una historia que se remonta a hace 100 ó 110 millones de años. Y en el estrato sedimentario de esquistos de la región de Delta, en el Estado norteamericano de Utah, se ha descubierto un fósil de huella humana, dejada posiblemente por unas sandalias, cuya historia puede datar de hace 300 a 600 millones de años.

4. Objeto metálico de hace 65 millones de años

El ser humano no existía aún hace 65 millones de años, y menos aún el ser humano podía elaborar instrumentos metálicos. Sin embargo, una creta (una clase de calcita blanda) de 65 millones de años de antigüedad hallada en Francia contiene dentro un tubo de metal en forma de semihuevo.

3. El Arca perdida de la Alianza

Considerada como uno de los mayores tesoros del mundo, el hallazgo del Arca presentaría un hecho irrefutable: que las descripciones del Antiguo Testamento se acercan a la realidad. El Arca perdida de la Alianza, que se guardaba en el Sancta Sanctórum del Templo de Salomón en Jerusalén, es uno de los mayores enigmas en la historia de la Biblia. Para los creyentes, el Arca es el valioso recipiente que contiene las Tablas de la Ley con los Diez Mandamientos entregados por Dios a Moisés en el Monte Sinaí.

2. Mapa de Pill Rees



Es un mapamundi antiguo mundialmente conocido, elaborado por Pill Rees, almirante de las fuerzas navales del Imperio Otomano y especialista cartógrafo del siglo XVI. El mapa presenta con precisión la topografía de una parte de la costa occidental europea, el norte de África y la costa de Brasil.

1.- Manuscrito VOYNICH 

El descifrado de escrituras mágicas, incluso mucho más recientes, no ha comenzado aún. Las diversas interpretaciones esotéricas son poco convincentes. Numerosos alfabetos mágicos han llegado hasta nosotros, y A. E. Waite publicó varios de ellos. En realidad, el misterio que encierran permanece oculto por entero. Según la mayoría de los especialistas, presentan signos más complejos que los ideogramas chinos, y tienen, probablemente, un contenido muy rico en información. Una cosa nos llama la atención, y es que, con frecuencia, tienen un extraño parecido con los diagramas de los circuitos impresos. Sabemos lo que son, por ejemplo, los circuitos impresos de los transistores. Se trata de circuitos electrónicos realizados con tintas resistentes... conductoras y magnéticas. Esta idea puede ser una locura. No será un caso único en este libro. Unas líneas trazadas sobre un pergamino pueden ser instrumentos de telecomunicación o receptáculos de energía. En todo caso, convendría partir de ideas de esta naturaleza pluridisciplinaria para proseguir los trabajos esbozados por John Dee sobre la escritura mágica.

La clave de los sistemas mágicos y del Gran Lenguaje, ¿se encuentra, tal vez, en casa de un anticuario americano? Esta absurda pregunta, propia de un periódico sensacionalista, tiene, sin embargo, cierto interés.

David Kahn, uno de los más distinguidos especialistas americanos en criptografía, escribe: «El manuscrito Voynitch es, quizás, una bomba colocada debajo de nuestros conocimientos, y que estallará el día en que se consiga descifrarlo.» Este manuscrito se halla en venta, por 160.000 dólares, en casa de Hans P. Kraus, en Nueva York. Se presenta como un manuscrito iluminado de la Edad Media. Consta de 204 páginas. Según la numeración, faltan 28 de ellas. Su redacción se atribuye a Roger Bacon. Se trata, bien de una lengua desconocida, bien -y esto parece más probable- de una obra escrita en clave. Allá por el año de 1580, el duque de Northumberland, que había saqueado un número considerable de monasterios, lo envió al mago John Dee, el cual, después de un estudio dcl que nada sabemos, lo regaló al emperador Rodolfo II, alquimista, astrónomo y protector de Tycho Brahe y de Kepler. Más tarde, en el siglo XVII, pasó a manos de Marci, rector de la Universidad de Praga. Una carta de 19 de agosto de 1666 acompaña su envío a Atanasio Kirscher, cuyos esfuerzos resultaron vanos. Después de su fracaso, Kirscher depositó el manuscrito en poder de la Orden de los jesuitas. En 1912, el anticuario Wilfred Voynitch lo compró a la Universidad jesuita de Mondragone Frascati (Italia) y repartió copias por todo el mundo. Se creyó descubrir, en las iluminaciones, nebulosas espirales, plantas desconocidas y el cielo alrededor de Aldebarán y de las Híadas. En 1921, William Newbold, decano de la Universidad de Pensilvania, asesor del centro de espionaje americano en materia de criptografia, creyó haber descifrado una parte del manuscrito, algunas de las primeras páginas. Pero la clave cambiaba después. Según Newbold, Bacon debió tener conocimientos superiores a los nuestros; pero su traducción es discutida en la actualidad. Newbold murió en 1926; Voynitch, en 1930; su mujer, en 1960, y los herederos cedieron el indescifrable manuscrito a Kraus, el cual espera la oferta de alguna fundación.

Todas las hipótesis están permitidas. El pesimista recordará el famoso papiro Rhind, escrito 1.800 años antes de J. C., que anuncia «el conocimiento completo de todas las cosas, la explicación de todo lo que existe, la revelación de todos los secretos», y que no contiene más que la teoría de las fracciones y su aplicación a la paga de los obreros de una obra. El optimista pensará que Roger Bacon no era hombre capaz de poner en clave cosas insignificantes. El manuscrito Voynitch puede no contener más que fórmulas anticuadas, o puede ser la clave que, como imagina David Kahn, venga a trastornar un día toda la historia de los conocimientos.

Por otra parte, esta conmoción se halla ya en curso, sobre todo en el estudio de las matemáticas antiguas. Ni siquiera un hombre como Van der Waerden, una de las más altas autoridades en este campo, rechaza la hipótesis de una ciencia antigua que habría dado origen a los conocimientos babilónico, egipcio y chino.

Resientes estudios han revelado que el manuscrito podría ser 
un antiguo libro escrito en una lengua todavía no descifrada, contiene una descripción de la flora y fauna del Nuevo Mundo y podría estar redactado al menos parcialmente en una lengua azteca... leer en más en 







0 comentarios:

Publicar un comentario

El Culto a Saturno y el significado del Cubo Negro

El Poder en la sombra

El Peligroso Camino del Transhumanismo

La Farza Judía del Comunismo

Control Mental: MK Ultra

La Sociedad de la ¿'tierra plana'?

Chip Universal para 2030

Ultimas Noticias