About

 
lunes, 29 de diciembre de 2014

¿Rusia ha ganado la guerra contra occidente? ¿Por qué?


En este artículo se exponen dos análisis diferentes cuya conclusión viene a ser la misma: el enfrentamiento económico actual entre Occidente y Rusia tendrá un ganador claro y ese ganador será irremediablemente la Rusia de Putin.

Empezamos con la opinión de Paul Craig Roberts, economista, escritor y periodista conservador estadounidense que ocupó el cargo de subsecretario del Tesoro en la administración Reagan.

El Dr. Paul Craig Roberts advirtió en una entrevista con King World News que si Rusia quiere, puede provocar una serie aterradora de eventos que pondrían de rodillas al sistema financiero occidental, derrumbando por completo el sistema bancario.

A continuación, ponemos un extracto de esta entrevista a Paul Craig Roberts…

Paul Craig Roberts
Estaba escuchando las noticias de hoy (en EEUU) y había un montón de tipos felices pavoneándose de que finalmente habían pisoteado a Rusia, diciendo que ‘Rusia está acabada”, y que pronto sería un estado vasallo de EE.UU., al cuál pertenece.
Y yo pensaba: “¿Cómo puede haber gente tan absolutamente estúpida?”Pero realmente existen: son así de estúpidos en Washington.

Supongamos que el gobierno ruso dice, “Bueno, ya que el ataque contra el rublo es algo de carácter político y ustedes están atacando el rublo y causándonos muchos problemas, entonces, nosotros simplemente, no vamos a pagar el próximo tramo de nuestra deuda que vence a principios en 2015″

Bueno, si hicieran eso, el sistema bancario europeo se derrumbaría, porque muchos de esos bancos europeos están terriblemente descapitalizados. Algunos de ellos tienen préstamos con Rusia que casi absorben toda la base de su capital. Así que los rusos ni siquiera tienen que caer en impago. Simplemente tienen que decir: “No vamos a pagar este año. Vamos a hacerlo más tarde. Lo haremos cuando el rublo se estabilice”

Puede comprender el impacto que tendría tal decisión en occidente, teniendo en cuenta todos los vínculos e interconexiones  que hay en el mundo económico actual. Recordemos que cuando cayó Lehman  Brothers, provocó casi tantos efectos adversos en Europa como lo hizo en Estados Unidos.

Hay todo tipo de derivados y permutas de incumplimiento crediticio por todas partes. Sabemos que estos derivados representan actualmente varias veces el Producto Interior Bruto mundial al completo.

Y nadie sabe realmente quién y hasta qué punto está entrampado en inversiones de este tipo. Si los bancos europeos comienzan a bajar, ¿quién puede saber que impacto causaría este montón de derivados sobre el resto de la economía mundial?

Todo el sistema occidental es un gran castillo de naipes. No está basado en nada más que manipulación del mercado. Por lo tanto, no hace falta empujar demasiado para derribarlo  todo.

Pero la mayor maniobra de los rusos, si se ponen muy furiosos, consistiría en llamar a los gobiernos europeos y decirles:


“Ya no vendemos gas natural o cualquier otra forma de fuente de energía a los miembros de la OTAN”

La consecuencia de una decisión como ésta sería el colapso total y total de la OTAN. 
Ni siquiera un estado títere como Alemania va a dejar que su gente se muera de frío, ni permitirá que sus fábricas cierren y la tasa de desempleo llegue al 40%.

Simplemente, eso no va a suceder, sería el final de la OTAN.
Así que  si los rusos quieren destruir a la OTAN, eso es todo lo que tienen que hacer.
Por lo tanto, todas las cartas están en manos de Putin y Washington o puede hacer bien poco al respecto.

Putin  va a reorientar a Rusia hacia el este.

Veremos como Rusia, India y China, asumen el liderazgo del mundo.

Algo que comenzará este año 2015.

Por otro lado, según la web InvestCafe.ru, Putin  está realizando una jugada magistral que acabará arrodillando a Occidente. 

A continuación ponemos una traducción de este artículo…

EL JAQUE MATE DE PUTIN

Muy pocas personas entienden lo que Putin  está haciendo en estos momentos. Y casi nadie entiende lo que hará en el futuro.
No importa lo extraño que pueda parecer, pero ahora mismo, Putin  está vendiendo el petróleo y el gas rusos SÓLO a cambio de oro físico.

¿Cuánto tiempo será capaz Occidente de comprar petróleo y gas Ruso a cambio de oro físico?

¿Y qué pasará con el petrodólar  estadounidense después de que Occidente se quede sin el oro físico para pagar por el petróleo, el gas y el uranio rusos, así como para pagar los productos chinos?

Putin, por supuesto, todavía acepta el dólar como medio de pago intermedio. Pero intercambia inmediatamente todos estos dólares obtenidos por la venta de petróleo y gas por oro físico.

Para entender esto, basta con mirar a la dinámica de crecimiento de las reservas de oro de Rusia y comparar estos datos con los ingresos de divisas de la Federación Rusa proveniente de la venta de petróleo y gas en el mismo período.

Referente a la compra de oro por parte de Rusia, leer artículo titulado:

PUTIN SE PREPARA PARA LA GUERRA ECONÓMICA

Hace poco tiempo, científicos británicos han llegado a la conclusión de que Europa no es capaz de sobrevivir sin el suministro de energía procedente de Rusia. De hecho, el mundo no va a ser capaz de sobrevivir si el petróleo y gas de Rusia se resta del balance global del abastecimiento energético.

Por lo tanto, el mundo occidental, construido sobre la hegemonía del petrodólar,  está en una situación catastrófica, pues depende del suministro ruso.

Dado que Rusia tiene un flujo constante de dólares por la venta del petróleo y el gas, es capaz de utilizar esos dólares para comprar oro a los precios actuales del oro, que está devaluado artificialmente frente al dólar estadounidense por los esfuerzos de Occidente mismo.

Resumiendo: a cambio del petróleo, el gas y el uranio rusos, Occidente paga a Rusia con dólares, que está inflado artificialmente frente al petróleo y el oro por los esfuerzos de manipulación del mercado del propio Occidente. Sin embargo, Putin utiliza  estos mismos dólares sólo para comprarle oro físico a Occidente a cambio de un precio determinado en dólares estadounidenses, reducido artificialmente por el propio Occidente.

Esta combinación económica verdaderamente brillante por parte de Putin pone a Occidente y especialmente a los Estados Unidos en una situación de serpiente que devora su propia cola.

Especialmente interesante en este contexto se ve la declaración de noviembre de la primera vicepresidenta del Banco Central de Rusia, Ksenia Yudaeva, que  destacó que el Banco Central Ruso puede utilizar el oro de sus reservas para pagar las importaciones, si es necesario.

En otras palabras, China, sobre el papel, recibe cantidades récord de monedas extranjeras a cambio de sus exportaciones de bienes.

Sin embargo, por otro lado, un gráfico de Deutsche Bank nos muestra algo muy peculiar: las reservas de divisas de China deberían estar en aumento a causa de los datos anteriores, pero sin embargo, no sólo están cayendo, ¡sino que sufrieron su mayor caída trimestral en los últimos diez años!

Esto confirma los datos recientes que indicaban que China no sólo no ha estado agregando Tesoro de Estados Unidos, sino que ha reducido sus tenencias hasta los niveles más bajos desde febrero de 2013 y contrariamente a lo que algunos habían alegado, China no está usando a Bélgica como base extranjera para acumular Tesoro.

La gran pregunta es “¿qué está comprando China de forma extraoficial que justifique tal disminución de reservas, que ascienden a cerca de 100 mil millones de dólares en el tercer trimestre? ¿O es que se trata simplemente de una “fuga de capitales” no contabilizada oficialmente, como algunos han especulado?

Otra opción es que China esté comprando materias primas muy activamente. Tal vez pretenda llenar tranquilamente su nueva Reserva Estratégica de Petróleo sin contabilizarlo oficialmente. Si esto es así, ¿qué productos está comprando China, y hasta dónde caerán sus reservas de divisas en el cuarto trimestre?

Para responder a esta pregunta hará falta esperar a finales de enero, cuando se liberará la información oficial

Como vemos, los intercambios entre Rusia y China representan un gran éxito para Moscú y Pekín.

Rusia  compra bienes a China directamente con oro a su precio actual. Mientras que China compra los recursos energéticos de Rusia oro a su precio actual. En este negocio, el dólar estadounidense no tiene cabida. Es sólo un instrumento financiero intermedio y se ha convertido en un intermediario innecesario.

Mediante este mecanismo de adquisición de un activo rebajado artificialmente por occidente (el oro), a cambio de otro inflado activo artificialmente inflado por Occidente (el Dólar de EEUU), Putin ha iniciado la cuenta atrás para acabar con la hegemonía mundial del petrodólar. Por lo tanto, Putin ha puesto a Occidente en un callejón sin salida.

El problema de Occidente es que sus existencias de oro físico no son ilimitadas. Por lo tanto, como más devalúe el petróleo y el oro frente al dólar estadounidense, más rápido perderá sus existencias de oro.

Así, el oro físico de las reservas de Occidente está fluyendo rápidamente hacia Rusia, China, Brasil, Kazajstán y la India (es decir, los países BRICS)ritmo actual de reducción de las reservas de oro físico, Occidente simplemente no dispone de tiempo para hacer nada en contra de Rusia antes de que colapse el sistema del petrodólar.

El mundo occidental nunca se había enfrentado a eventos y fenómenos económicos como los que están sucediendo en estos momentos.

Liderados por Rusia y China, los BRICS están cambiando el rol y el estatus del dólar en el sistema monetario mundial.

Tradicionalmente, Occidente ha utilizado dos métodos para eliminar toda amenaza a la hegemonía del petrodolar en el mundo y los consiguientes privilegios excesivos para Occidente que ello conlleva:

·Uno de estos métodos son las revoluciones de colores.

·El segundo método, que Occidente aplica generalmente cuando el primero falla es la agresión militar y el bombardeo.

Pero en el caso de Rusia, ambos métodos son imposibles.

La población de Rusia, a diferencia de la gente en muchos otros países, no desea venderse a los intereses occidentales. Una revolución de colores en Rusia es prácticamente imposible.

En cuanto a una agresión militar directa, Rusia no es Yugoslavia, ni Irak ni Libia. En cualquier operación militar no nuclear contra Rusia, en territorio Ruso, Occidente liderado por los EE.UU. está condenado a la derrota. Y los generales del Pentágono que ejercen un liderazgo real de las fuerzas de la OTAN son conscientes de ello.

Del mismo modo podemos considerar la opción de una guerra nuclear contra Rusia, incluyendo el concepto del llamado “ataque nuclear preventivo que desarme al enemigo”. La OTAN no es capaz técnicamente de dar un golpe que desarme completamente el potencial nuclear de Rusia sin provocar un ataque de represalia nuclear masiva que destruya el mundo.

El establishment  económico occidental puede ver y entender la gravedad de la situación.





0 comentarios:

Publicar un comentario

El Culto a Saturno y el significado del Cubo Negro

El Poder en la sombra

El Peligroso Camino del Transhumanismo

La Farza Judía del Comunismo

Control Mental: MK Ultra

La Sociedad de la ¿'tierra plana'?

Chip Universal para 2030

Ultimas Noticias