About

 
lunes, 2 de febrero de 2015

El Señor del Mundo




En Señor del mundo, el Anticristo es un líder político elegante, moderado, que habla de paz y de unidad, que seduce... pero que persigue y acosa a la Iglesia. Es la exaltación del humanitarismo como religión, una religión contraria a lo sobrenatural. Es, en el fondo, un panteísmo, con un credo propio: «Dios es el Hombre», que ofrece un verdadero alimento a quien tenga anhelos de religión. Idealiza, pero no plantea exigencias de ninguna clase sobre las facultades espirituales del ser humano. Y fomenta desmesuradamente los sentimientos.

El Papa Francisco I ha sugerido leer dicho libro, sin embargo no es cualquier libro es un libro que en su contenido se asemeja más a un libro profetico, con sucesos que ya han estado acontensiendo en la actualidad ¿tiene un mensaje importante que decirnos sobre lo que esta por acontecer? 


La novela, escrita en 1908, se sitúa a finales del siglo XX. Aparece un caudillo, Felsenburgh, quien se convierte en Presidente de Europa y es aclamado por las multitudes como un nuevo Mesías. Habla todos los idiomas y se entiende con los representantes de las diferentes tradiciones culturales sin ningún problema. Todos lo ven como el artífice de la nueva paz, centrada en un culto humanista. De hecho, él lucha contra las religiones en nombre de la verdad, y tras su discurso sobre la paz no esconde sino su ambición de poder. Casi nadie parece darse cuenta de ello. En esa situación el sacerdote Percy Franklin viaja a Roma para intentar convencer al Papa de que debe modernizarse. Sin embargo es allí donde comprende que debe profundizar en su fe y abandonarse del todo en Dios.

El señor del mundo forma parte de las novelas distópicas como 1984 o Un mundo feliz. Sin embargo, como ha señalado el afamado crítico Joseph Pearce: aunque las obras maestras de Huxley y Orwell sean equiparables en valor literario, son claramente inferiores en valor profético. ¿La novela-pesadilla de Benson se está haciendo realidad ante nuestros propios ojos?.

El señor del mundo predice que en el futuro surgirá un humanitarismo mundial de tipo totalitario que reducirá el cristianismo a una inocua moral privada. Ahí reside la actualidad de esta obra. Quien la lee no tienen dificultades para establecer paralelismos con la situación contemporánea en la que valores difusos tienden a imponerse sobre las convicciones profundas de la fe. Benson es certero y nos retrata a la perfección una humanidad que vive en la periferia, en lo intrascendente, en lo insustancial. Una humanidad que se ha ido alejando imprudentemente del centro y que vive en la desorientación más profunda. Le dio un día la espalda a Dios, y cuando creía que no le veía, se lanzó al ataque de sí misma. Así lo pensaba también Henry de Lubac, cuando decía que «no es verdad, como se dice en ocasiones, que el hombre no pueda organizar el mundo de espaldas a Dios. Lo que sí es verdad es que el hombre, si prescinde de Dios, lo único que puede organizar es un mundo contra el hombre».

Escrito desde un profundo conocimiento del hombre, esta obra es la demostración de que la tendencia laicista del siglo XX tiene un final claramente identificable: la manipulación y la cosificación del ser humano. Ahora, la pregunta es ¿hemos llegado ya a ese final? En la lectura de este libro encontrará la respuesta.

Bajar este Libro:



3 comentarios:

Angela Trinidad dijo...

My interesante el articulo gracias por compartir bajare el libro

Veritas Conexion dijo...

de nada =)

CLAUDIA GONZALEZ dijo...

Gracias.

Publicar un comentario

El Plan Yinon de Israel

El Poder en la sombra

El Peligroso Camino del Transhumanismo

La Farza Judía del Comunismo

Control Mental: MK Ultra

Jesuitas y Judíos: Infiltración

Chip Universal para 2030

Ultimas Noticias